Noticias desde el lado izquierdo de mi almohada

Frank ya no era el mismo. Había dejado de echarse 3 veces colonia en puntos estratégicos de su cuerpo antes de salir de casa. Ya no se esforzaba al hacer las tortitas. Repo! The genetic Opera ya no era su película favorita.  Le seguía pareciendo demasiado pretenciosa la idea de que Los pilares de la tierra fueran un best seller, pero su gato arañaba la silla que él mismo había colocado en el baño para cuando se cansaba de sentarse en el wc. Y lloraba. Pensando en ti. En ellos. Lloraba a mares. Lloraba tanto que se le ponía roja la nariz. Los que le conocían pensaban que lloraba de dolor . Pero él no sabía qué era el dolor, siempre pensó que eso tenía algo que ver con las fracturas de menisco. Reía. Cuando recibía un sms de su operadora preferida reía. Entonces, se encerraba en su cuarto, se ponía la batamanta y veía American Psycho en alta definición. El volumen alto. Pipas con sabor a barbacoa. Siempre fue un hortera. Volvía a llorar, abrazaba a su gato y era entonces cuando entendía que un trío de vientos suena siempre más melancólico, que el Sol no siempre sale desde el mismo lugar y que si vas a coger un erizo de mar tienes que tener mucho cuidado, porque luego las espinas se te meten por dentro de la piel y van bailando al ritmo de Ray Charles  por tus dedos. Y eso ya es muy difícil de quitar.

Anuncios

5 comentarios en “Noticias desde el lado izquierdo de mi almohada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s