California 83 y más

Estoy muy feliz BUENO EN REALIDAD NO pero en cuanto a lecturas estoy muy feliz desde que hold me closer Kindle dancer llegó a mi casa <3. Sí, es un poco como decir que eres diplomático y que te aburre ir a cócteles, lo sé, #FirstWorldProblems. Pero estoy muy feliz dejadme en paz. POSITIVISMO. En fin, que ya he leído unas cuantas cosas como no podía ser de otra manera en una joven y ociosa parada como yo y he decidido compartir con vosotros, público ilimitado, mis sentimientos a modo de confesionario 2.0 o 3.0 que ya no sé por dónde vamos.

En primer lugar y sin lugar a dudas CALIFORNIA 83. Había oído hablar muy bien de él, que te ríes mucho, que millones de RT’s de gente feliz que propaga @pepecolubi PERO CLARO él es el autor entonces qué va a hacer, ¿RT desilusiones? Pues no. Así que anduve unos meses quizá un año SÍ en realidad fue un año hasta que finalmente, con el Kindle y la facilidad suprema de hacer clic y tenerlo ahí Pipi hizo chas! y apareció a mi lado. ¿De qué va? Pues narra la historia del joven Pepe, Pipi si quien lo intenta decir es un yanqui, viviendo durante un año A SUS NADA MENOS QUE 17 en California. En el 83, sí. Está claro que ahora todos somos muy listos y muy stalkers y somos muy  capaces de saber dónde vamos a vivir haciendo un recorrido Google Maps sin haber estado ahí pero WHAT THE HELL podía pasar si tenías 17 eras un jovencito rockero español y solo había dos canales de televisión. Pues nada bueno. Así que Pipi con sus miedos aterrizó a casa de los Johnson y todo lo demás es como lo que os han contado vuestros amigos del Erasmus pero mucho más bonito porque beber está prohibido hasta los 21. Y porque hay taquillas, jugadores de rugby, bigotitos y tiernas teens que necesitan autorización paternal para salir con un chico (no sólo si el príncipe va en coche si no también si va en bici, cosas raras estos americanos). He sido muy feliz porque no solo Pipi es la mar de adorable con sus picores amorosos adolescentes si no que he vuelto a vivir el fantástico mundo de los under 18 y sobre todo al acabar el libro me he dicho DIOS MÍO QUÉ SERÁ DE SUS VIDAS AHORA, EN EL 2013. Todos sus personajes acaban en un hueco de tu corazón porque al final del libro, así, medio triste medio alegre, todos hemos sido Pipi. Y todos hemos hecho el ridículo, hemos sido unos bocas como buenos mediterráneos, hemos sido inoportunos y atrevidos, hemos amado y varias veces no hemos sido correspondidos. Lo mejor: las risas, su obsesión con la MTV que comparto absolutamente, las mil canciones maravillosas que ambientan todo el libro y Janine. Estoy enamorada de Janine y sin duda sería la madre de mis hijos si ella quisiera y yo dispusiera de un pene. Porque alguien que dice “Si el amor no fuera complejo, Marvin Gaye nunca habría sido músico” sin pestañear tiene las puertas del paraíso terrenal abiertas de por vida para mí. Lo leí en 2 días así que 5 estrellas para Pepe Colubi y me muero por un California 2013.

¡Indignaos!, de Stéphane Hessel con el prólogo de José Luis Sampedro. Pues sí, este alegato contra la indiferencia y a favor de la insurrección pacífica tal y como dicen en su portada llevaba en mi lista de deseos mental un tiempo. Y cosas tristes de la vida, cuando se muere alguien a quien aprecias es cuando realmente decides recordarlo revolviendo en su obra y en este caso, saboreando aún más si cabe la infinita cordura y sobre todo coherencia de sus palabras. En este caso, Stéphane murió hace unos meses y hace muy poco, José Luis se fue también. Creo que Indignaos debería ser de obligada lectura por la dignidad que creo que muchos hemos perdido. Justo hoy veía una oferta de trabajo en la que se pedía mucha especialización, mucho positivismo, a cambio de nada. Cero euros. Lo triste es que habrá muchos que le darán al “Inscribirse en esta oferta” viéndola DE VERDAD como una luz. El dinero, la falta de ello y la ilusión de que el sacrificio llevado al extremo te llevará algún día a un status desde el cual podrás devolver lo mismo a otros novatos. Tiene razón Hessel cuando dice que “el poder del dinero nunca había sido tan grande, insolente, egoísta con todos, desde sus propios siervos hasta las más altas esferas del Estado. Los bancos, privatizados, se preocupan en primer lugar de sus dividendos y de los altísimos sueldos de sus dirigentes, pero no del interés general”. Esta actitud ante la vida es extrapolable a todo, me atrevería a decir que hasta al comer o al dormir. No soy yo quien venga a recordar qué está pasando, todos podemos tener acceso a información, lo único que puedo decir es que no les demos el gusto. No nos demos por vencidos. Y será una frase de Sampedro la que acabe con esto, “nos han dado una vida y tenemos el deber de vivirla”. Otro 5 estrellas.

Por último, y siendo sincera lo leí el mes pasado cuando Kindle todavía no era mi amor, Riña de Gatos, Madrid en 1936,  de Eduardo Mendoza. Este escritor me ganó con La verdad sobre el caso Savolta y desde entonces, no puedo ser muy objetiva con él pero al diablo quién quiere objetividad aquí hemos venido a hablar de mi SU libro. El señor Whitelands, un entrañable inglés historiador del arte y enamorado de la pintura española, especialmente de Velázquez, se traslada a Madrid para autentificar un cuadro. Curiosamente el cuadro de un amigo de Primo de Rivera. Claro que es antes de que estalle la guerra, cuando todo está como cuando abres la Coca Cola y la viertes en el vaso con cubitos y un limón. Burbujeante. Whitelands se deja querer por mozas españolas y también se deja engatusar y engañar mucho, porque claro, él es un despistado inglés y su amor por Velázquez le impide ver dónde se está metiendo. Dramatismo y comedia al gusto del lector. Increíble la descripción que hace de la vida madrileña de la época así como la de los cuadros. Lo siento pero o estoy de muy buen humor o ahí van otras 5 estrellas “pal Edu”. Genial.

Spanish Bombs, The Clash.

http://youtu.be/wJ9ovrRWQbo

Anuncios

4 comentarios en “California 83 y más

  1. Pingback: Libros para matar dragones |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s