Ya nadie ama como la mujer de Hollande

Puedo decir que tengo la suerte de que mi whatsapp a veces parezca un consultorio amoroso. Una especie de línea directa con la Dra. Llora todo lo que quieras que yo siempre te querré. No creo que sea precisamente por los buenos consejos que doy ni por la cantidad de veces que pongo los emoticonos de los monos, si no porque soy una maruja. Me encantan este tipo de historias. Me apasionan desde que leí Tirant lo Blanc y me creí muy fuerte lo de los caballeros con armaduras y las princesas con el pelo largo con inquietantes melenas que pueden aguantar un peso de unos 70/80 kgs sin llorar. Amores exagerados. PASIÓN DE GAVILANES. Es por esta razón que este tipo de historias cotidianas hacen que me sienta más persona y eso está muy bien para alguien que cada día que pasa se siente más como un robot que debe cumplir con unas funciones concretas para sostener esta sociedad de mierda me voy a una casa árbol. Pero ya nadie ama como la mujer de Hollande. Cuando vi en los informativos que la pobre estaba ingresada por unos cuernos no me lo podía creer. Aún existe el amor a lo loco, ¡y en altas esferas! Yo pensaba que se había acabado con uno de los desmayos de Catalina Earnshaw por Heathcliff en Cumbres borrascosas o con el último disco de Álex Ubago, pero se ve que no. Todavía hay gente a la que se le cruzan los cables. ¿Eso es bueno? No sé. Puedes empezar a darte cabezazos contra una pared porque no encuentras las llaves, pero darte cucones porque el amor de tu vida te ha ignorado al cruzarte con él por el pasillo de congelados del supermercado es mucho más sentío.
¿Está bien sufrir por amor? Hombre, ojalá nadie tenga que sufrir excepto aquellos que me hacen la vida insufrible a los que deseo reincidentes desgracias como un herpes genital  y sin duda si hay que escoger entre las adversidades tipo Romeo y Julieta y nuestra familia no lo aprueba o el vivieron felices y comieron perdices me quedo con lo segundo. Pero tener un corazón bombeando amor a raudales conlleva una gran responsabilidad. Y un gran riesgo, como todas las cosas heavys en esta vida. Es por eso que quieras o no, te lo encuentras en todas partes y aunque no lo parezca, ha estado detrás de los acontecimientos más gordos de la historia de la humanidad, ¿o es que creéis que Arquímedes estaba llenando la bañera por casualidad? ALL IN a que estaba preparando un baño romántico con velitas para compartirlo con alguien especial (o no tan especial pero qué más da) y como obviamente no existe nadie que estuviera ahí, supondremos que tengo razón. Sin los desencuentros y milagros amorosos no tendríamos grandes temazos y probablemente no podríamos disfrutar de un gran grupo como Camela y su mítica “Cuando zarpa el amor”. TODOS TENEMOS ESA CANCIÓN CON LA QUE PONEMOS CARA DE CACHORRITO EN UNA TIENDA DE ANIMALES. Y es que, como decía Janine en California 83, “Si el amor no fuera complejo, Marvin Gaye nunca habría sido músico”.
¿Qué quiero decir con todo esto? Pues nada inteligente, para variar, que siento mucho que esta mujer esté en un hospital por muy el club de los poetas muertos que me parezca, que siento que sufráis por amor y me alegro mucho cuando os va bien, pero sobre todo, que a tope con ello, con todas sus consecuencias.
beyonce-1
Anuncios

Un comentario en “Ya nadie ama como la mujer de Hollande

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s