Cheerleaders del mundo laboral

Siguiendo con el posmodernismo o como queráis llamar a esta especie de humo alucinógeno en el que vivimos, el otro día estuve cotilleando por internet (algunos lo llaman documentarse) “lo de los coaches”. Todo empezó porque hace tiempo, en unos anuncios infinitos de NEOX, mi dedo marcó el cinco y me quedé muerta al ver que Terelu Campos estaba siendo ayudada por una coach (cosa que rápidocorriendo comuniqué a Nayer). Que incluso, dicha coach, tenía una sección o algo por el estilo a la que los espectadores podían mandar sus preguntas. Además, la becaria que estaba sentada al lado de la coach en la redacción, aseguraba que le estaban llegando muchas.

Pero, ¿qué le preguntas a un coach? El caso es que, poniendo coaches españa en google (te quiero google) me salió una asociación de coaching en españa (ASESCO). Con sus principios. Su ética. Sus cursos de formación. Todo. Y decía cosas como éstas:

El Coaching profesional es un proceso de entrenamiento personalizado y confidencial mediante un gran conjunto de herramientas que ayudan a cubrir el vacío existente entre donde una persona está ahora y donde se desea estar.

En la relación de Coaching el coach ayuda al desarrollo personal elevando la conciencia, generando responsabilidad y construyendo auto confianza.

El coaching es una técnica relativamente nueva ya que se podrían relacionar pensamientos de filósofos como Sócrates y Platón. Desde principios de los ochenta se implantó en EE.UU., paulatinamente se fue implantando en Japón y diversos países Europeos y en la actualidad se esta implantando con gran empuje en toda Hispano América.

Es el arte para que la personas consigan lo mejor de si mismas en todo aquello que deseen, mediante una relación continuada, se requiere un alto nivel de entrega y energía por ambas partes, pero bien es cierto que el trabajo duro proporciona grandes satisfacciones.

¿qué hablar con un Coach?

PERSONAS

De tus preguntas. De tus problemas. De tus sensaciones. De lo que te enoja. De tus cambios y desafíos. De tus dudas. De tus promesas y declaraciones. De tus decisiones. De tu progreso y reconocimiento. De tus miedos. De tus proyectos. De tus sentimientos, de todo aquello que consideres hablar…

EN LAS ORGANIZACIONES EMPRESARIALES

Gestión de tu personal, gestión del tiempo, la agenda del ejecutivo, falta de motivación en el personal, las metas como empresa, de sus desafíos, su progreso, sus proyectos, cualquier problema interno o externo a la empresa que este afectando su rendimiento, etc…

Y digo yo… en el “servicio a personas” ¿eso no te lo puede hacer un colega? Recuerdo aquellos maravillosos años en los que tenías un problema y tu mejor amigo te ayudaba. Que se me ha ido la olla y quiero abrir una tienda de antenas parabólicas en un pueblo deshabitado pero es que me he enamorado de la frutera y tu mejor amigo de la infancia, venía de donde hacía falta para darte una buena colleja. Puede que hiciera la vida que no hablabas con él pero PA COSAS IMPORTANTES SIEMPRE y él siempre sabe qué es lo mejor para ti. O no, y te aconseja mal, pero en eso consiste la vida: en ti está la última opción y en él el goloso, apetitoso, maravilloso TE LO DIJE. Y es que una amistad de las de toda la vida no tiene por qué ser coincidir con aquella persona que se parece a ti y con la que tienes una infinidad de cosas en común, si no más bien es ésa que te conoce más que tus padres, que sabe las veces que la has liado y ha estado ahí para ayudarte a esconder el cadáver en el armario. Un mejor amigo probablemente no tenga ni puta idea de la vida pero es honoris causa en lo que a ti se refiere.

Los servicios de los coaches tienen mucho éxito sobre todo en el campo laboral. Mi humilde hipótesis dominguera es que vivimos atormentados por el qué dirán, dudamos de todo porque nos han acostumbrado a ser homogéneos y a consumir la misma basura. Hoy en día naces, vas al cole e intercambias opiniones sobre juegos todos comprados (ya son pocos los que con pocos juguetes le dan a la imaginación) hasta que te haces un poco más mayor, intercambias opiniones sobre chic@s de la clase (teniendo en la cabeza unos prototipos de chic@ ideal gracias a la televisión, la publicidad, etc), creces un poco más y vas a la universidad “porque no querrás acabar de barrendero” y estudias algo que sobre todo tenga muchas salidas profesionales (la vocación es opcional), te metes en un trabajo en el que te exigirán que seas extraordinario pero sin destacar demasiado ni tener muchas pretensiones (no vaya a ser que nos pidas un aumento de sueldo), tienes hijos y  ES UN CICLO SIN FIN con un poco de suerte un mono coge a tus retoños por los sobacos y los muestra al sol como símbolo de eterno respeto frente a todos los animales de la sabana.

El problema está en que somos personas y no se pueden encaminar nuestras conductas hasta el extremo (espero), y en el bando del empresario, cuando uno tiene que tomar una decisión que puede influir enormemente sobre su empresa, aunque esté dentro de las reglas del juego de la estandarizada y ordenada sociedad, tiene dudas. Por eso, necesita acudir a un “especialista” que “saque lo mejor de él”. Que le empuje a tomar una decisión. Porque, como decía en el domingueo pasado, nos han acostumbrado a no querer sorpresas. A predecir lo que puede ocurrir y sobre todo a no equivocarnos, a tener siempre beneficios, a ser tremendamente eficientes. En el bando del empleado, sin embargo, estos sujetos (contratados por sus jefes) se comportan como cheerleaders de la esclavitud. Es evidente que cuando alguien lleva un tiempo en una empresa empieza a estar quemado o un poco aburrido por la monotonía (acentuado también por la alienación de los trabajadores, cada vez más deshumanizados, despojados de opciones para dar un valor personal a su trabajo para así convertirlos en números prescindibles), es por esto que los coaches se encargan de hacer que los empleados “se vuelvan a entusiasmar” con su trabajo, que vuelvan a “ser felices”, que “valoren lo que tienen” y que, por consiguiente “den lo mejor de ellos mismos” trabajando duro. Es decir, los coaches, mezclando la psicología deportiva con la positiva, marcan unos objetivos laborales para motivar al empleado a cumplirlos, no dejando opción a otras alternativas. Se enfoca como una carrera de obstáculos en la que cada salto es un pequeño éxito para la empresa y la meta es un 20% más de ingresos mensuales. Sin embargo, no es más que otra presión disfrazada de buen rollo hacia el empleado, haciéndolo responsable directo del futuro de su empresa (si trabajas mal, la empresa irá mal, estarán justificados despidos y bajadas de sueldo, todo depende de tu sacrificio), dejando de lado todo tipo de aspiración personal o preferencia vital del empleado IGUAL LO QUE REALMENTE QUIERE ES DEDICARSE A LA JARDINERÍA.

Conclusión, es posible que los coaches no sean todos malos, es posible que ni siquiera sean conscientes de que pueden ayudar a unos y perjudicar a otros, es posible que tengan buena fe y que hayan visto un nicho de mercado y se hayan metido en este mundillo porque creen que es un boom que va a tener muchas salidas profesionales y ellos también tienen que vivir, pero por si acaso, MUCHO CUIDAO con ellos y sus “fórmulas para el éxito en la vida”. Para estar más seguros, si estáis pasando por una etapa complicada llamad a vuestros amigos, invitadles a unas birras y dejad los móviles en silencio. Seguramente no os solucionarán la vida ni mucho menos os harán ricos, pero sin duda serán más honestos.

Anuncios

5 comentarios en “Cheerleaders del mundo laboral

  1. Solounacosa: “El coaching es una técnica relativamente nueva ya que se podrían relacionar pensamientos de filósofos como Sócrates y Platón.”

  2. Hasta hace unos meses trabajaba en una empresa en la que pasó a tener esto de las cheerleaders del mundo laboral (al principio de yo trabajar allí no las tenía, fue en el último año de yo estar trabajando allí). Sólo quiero añadir unas cosillas más.

    Normalmente hacen cursos, con sus exámenes y todo, a los jefes para que asuman la “filosofía coach” y hagan práctica de ella. Un buen día, tras ella venir de uno de esos cursos, me encontré en la mesa de mi jefa un cartelito que decía “gasolinera” y en otros jefes uno que decía “gasolinero”, resulta que ahora ella era una como una especie empleada de una gasolinera que nos suministraba energía motivadora a los empleados a su cargo. Esto es sólo un detalle, a mi juicio los jefes llegan a ser bastante ridiculizados.

    Había reuniones para motivar al personal y crear una especie de cultura de equipo (aquí una transparencia de los beneficios que hemos logrado y os pagamos lo mismo o menos, y ahora una transparencia con una foto en grande con la selección española de ganadores – como si fuéramos como ellos -, ahora una frase sentimental de cierto autor de autoayuda, y ahora otra transparencia con un “os queremos” en letras enormes y en colores, aunque parezca un mal sueño, esto es real y está pasando en más empresas), la idea es que crees un vínculo fuerte con la empresa y con ello te comprometas más y más con tu trabajo. Sí, también le fuerzan, y mucho, a uno, a darle más importancia y felicidad a su trabajo y en que valore uno lo que tiene, pero además de eso quieren que pienses que eres como una gran parte de la empresa y así, por ejemplo, si “les haces daño” con huelgas o presionando, ellos se “sentirán dolidos” porque “no había otra salida”.

    Yo también creo que muchos coachs asumen esto como un dogma de fe y no tanto como con maldad, la mayoría de ellos fijo que ven esto como un adaptarse a las reglas del juego, en vez de como lo que es: rebajarse a lo que te dictan sin poner trabas. No he conocido, hasta la fecha, alguno que sea una persona malvada, pero sí que creen en “¿Quién se ha llevado mi queso?” fielmente.

  3. Básicamente juegan a integrar la filosomierda libegal de “si fracasas es culpa tuya, el éxito para la empresa, rememos todos juntos’ etc con prosa de bocachanclería becerril de libro de autoayuda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s