#22M desde fuera

@Ensayoss

Estoy en Londres y no he podido estar en Madrid. Y me siento mal. Me siento mal porque he estado todo el día intentando enterarme de cómo iban las marchas. Cosa que desgraciadamente he comprobado que hubiese sido imposible si no existiese Twitter. Me siento mal porque me dan tanto asco los medios de comunicación que me entran ganas de llorar. También he leído esa noticia de El País de esta mañana viniendo a decir que hay qué ver qué faena estas marchas de la dignidad que cortaban el tráfico. He seguido paso a paso los tuits de gente que merece mi respeto como Olga Rodríguez  y Srew Gravity! y muchos más y no puedo más que agradecérselo. He visto como se subían fotos de manifestaciones solidarias de otras ciudades extranjeras. He visto Londres. He visto Bruselas. He visto que todavía hay gente que cree que resignarse a que hagan con nosotros lo que quieran y el sálvese quien pueda no son el camino. He sentido la fuerza de 2 millones de personas (o eso dicen) en directo gracias a los streaming y he soltado alguna que otra lagrimilla. He estado siguiendo La Tuerka. He visto en directo las cargas policiales a las 20h. Hablan de gases lacrimógenos. De balas (porque sí, son balas, no pelotas) de goma. He visto a los bomberos solidarizándose y a los antidisturbios obedeciendo como asnos los designios de Cifuentes.

@ElConfidencial

Ver a la Solfónica mientras los antidisturbios repartían hostias me ha recordado muchísimo al Titanic. Pero que no nos engañen. No somos tan pocos los que vemos más que la punta del iceberg. No somos tontos, dejad de tratarnos como tal. Dejad de hacer anuncios de bancos vendiéndose como nuestros mejores amigos. Dejad de dar ruedas de prensa blindadas como si no nos fuéramos a enterar por otros lados. Dejad de hacernos creer que tener un trabajo es un regalo y que deberíamos estar agradecidos y por lo tanto sumisos y obedecer. Y los que seguís obedeciendo y agachando la cabeza (¡algunos se atreven a llamar esto sobrevivir!), dejad de justificar vuestras carencias de empatía y civismo diciendo que es vuestro trabajo, que no podéis hacer otra cosa (especialmente dedicado a los antidisturbios). Decir que no, aunque no lo parezca, no es delito. No debe serlo. Anteponer los principios morales a los principios económicos no es que sea un derecho o una opción, es que es un deber. Porque mañana puedes ser tú el que se quede en la calle. Porque mañana puede ser la persona que más quieres en este mundo la que se suicide por sentirse un apestado social al no encontrar un trabajo. Porque tenemos que dejar de creernos que somos tontos y que esto nos viene grande. Porque tenemos que empezar a recuperar la costumbre de mirarnos a los ojos cuando nos hablamos. Porque aunque nos lo hayan intentado meter en la cabeza, no somos tan diferentes. Porque nuestra felicidad también depende de la felicidad de los que están a nuestro alrededor. Porque quejarse es sano y quejarse en compañía es algo que llevamos en la sangre. Porque no estamos solos. Porque no debemos perder lo poco que queda de nosotros. Y por muchas razones más. Gracias a todos los que habéis salido a la calle hoy. 

Anuncios

2 comentarios en “#22M desde fuera

  1. Joder Sara este ha sido tan bueno, tan bueno…Que te lo he tenido que decir, y abrir mucho los ojos para que no se me note que casi se me escapa una lágrimilla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s