La que la caga siempre eres tú, beibi

Ser Capricornio es una dura carga, pero tiene sus cosas buenas. Ésta es la conclusión que saco basándome en grandes estudios como el Horóscopo Negro, los tuits de Esperanza Gracia y mi puta vida, básicamente.

¯\_(ツ)_/¯

La sensación de no estar nunca a la altura de las expectativas, de querer hacerlo bien porque eso hará que merezcas que alguien te quiera (recuerda que te quieren por lo que haces, no por lo que eres, te lo llevan diciendo toda la vida) y quién sabe quizás ese alguien hasta quiera compartir contigo más tiempo del que compartiría con su perro (no os lo vais a creer pero hay gente que hace eso), la obsesión por tener unos principios férreos por los que nada ni nadie pueden pasar por encima y defenderlos aun sabiendo que el resultado va a ser que sigas viviendo en esa pocilga de soledad y frustración pusilánime para el resto de los días, la necesidad de controlar la seguridad y el bienestar de toda la gente que quieres porque así es como crees que deberían comportarse contigo y sí, también meterles unos niveles de exigencia altísimos pero siempre un poco más bajos de los que te pones a ti mismx, sí, todo eso, es ser un Capricornio (o ser cualquier desgraciadx que ha nacido en los últimos 30-40 años).

12651364_1571996179792849_2263953222526218415_nMi experiencia en LA VIDA S.L. siempre ha sido estar un poco en la parra, bajando de vez en cuando a la realidad para pasármelo bien o porque no me quedaba otra pero luego volviendo deprisa a ese lugar tan confortable que es mi mundo. Sin embargo, la realidad no hace más que recordarme que tome conciencia, y cuando me echa en cara eso, también indirectamente (o muchas veces me lo escupe en la cara sin un atisbo de sensibilidad) me está pidiendo que me sienta culpable por esa situación.

LOVE’S THE FUNERAL OF HEARTS AND AN ODE FOR CRUELTY

Si no defiendes a saco esto el mundo arderá en llamas y toda la culpa la habrás tenido tú, humana egoísta hacedoradeselfisincansable. Así es como yo, que deseo ser buena persona siguiendo el manual de la vida que me fue insertado en el cerebro junto con mis demás coetáneos, acabo sintiéndome mal por absolutamente todo lo que hago. Porque contamino, porque no pienso lo suficiente en los animales, porque contribuyo a que se siga explotando a niños, porque gasto el dinero en cosas innecesarias cuando otros pasan hambre, porque gasto agua, porque… YO, YO, YO, YO.

Puedo asegurar que hubo un tiempo en que realmente me lo creí. Que absolutamente todo lo malo que pasaba en el mundo era mi culpa. Que siempre un porcentaje proporcional del impacto de mi huella en el planeta iba a estar ahí, contribuyendo a la maldad. Lo bueno que tenemos los Capricornios como yo, es que cuando la movida se pone grande directamente nos vamos a nuestro mundo a meditar, a estudiar la jugada, mente fría, Risk y alguna que otra cerveza.

Un ejemplar de capricornio en su mundo arreglando su mierda

No todos tenemos la posibilidad de escaparnos, a algunxs la mala conciencia nos persigue en sueños y nos empuja a pasar un tiempo en el baño pensando qué pudo ser lo que comiste ayer para que hoy estés así. Alejarse de la realidad para observarla con la perspectiva suficiente como para que no vomites en tu móvil y te tengas que comprar otro es, sin duda, lo que me ha salvado. Y me ha hecho preguntarme cosas como:

1.¿Cómo es posible que todo vaya a ser mi culpa? ¿Cómo hemos pasado de livin’ la vida loca a where is the love? enfocando siempre todo en nosotros?

2.¿Somos unos egoístas-narcisistas o en realidad somos unos pringados que nos hemos creído que de verdad importamos tanto como nos dicen?

EN FIN LO QUE QUIERO DECIR ES: ¿Es la mejor manera para salvar el planeta de la destrucción y la invasión zombie seguir culpabilizando a lxs que realmente, cambiando nuestros hábitos, no cambiamos mucho y dejar que lxs que realmente se llevan la tajada gorda a nuestra costa sigan livin’ la vida loca? ¿Es una conspiración pensar que quizá a estxs gurús espirituales de la vida moderna en paz con el mundo que te clavan mil pavos por pasarte energía y quitarte el estrés haciéndote cosquillas en la palma de la mano y diciéndote que todo el POWER reside en ti mismx y que TÚ puedes cambiar TU REALIDAD les estén pagando lxs Ricky Martin del faranduleo glam y que nos quieren entretener con la introspección máxima detox eco friendly para que no levantemos la cabeza y veamos que LO SIGUEN TENIENDO TODO, PAPI? ¿Por qué ponemos el listón tan alto en nosotrxs mismxs y hemos aceptado tan tranquilamente que hay personas malas en el mundo porque la vida es así y mucho peor NO VAMOS A HACER NADA CON ELLXS? No sé eh, pregunto.

Mi reflexión de gurú espiritual del reino de los que no quieren salir de la cama a todo esto no es más que si hay días en los que te sientes un capricornio más, con la espalda hecha polvo, contestando de manera condescendiente y con una más que cuestionable superioridad moral a todo el mundo… TÍA, NO TE RAYES Y EMPIEZA A PARTIR PIERNAS.

Anuncios

2 comentarios en “La que la caga siempre eres tú, beibi

  1. Pues mira, esto quería tratarlo en MIS MEMUÁRS cuando las acabe en 2040. Somos muy buenos haciendo guetos de protección y coherencia, pero luego tenemos un miedo atroz a ganar a los de livin la vida loca porque no queremos ser como ellos. No te digo en broma, creo que Maquiavelo ha tratado este tema incluso.

    • Ay tía qué ganas de tus memuarsss!!! Espero que no me decepciones y que haya un capitulín que englobe las biopics de Carmina y Felipe y Letizia y obviamente El Príncipe! ❤ ❤ ❤ ❤

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s