Pelo acrílico, cuero y tacón

PUES ECHO DE MENOS TU MALETERO DE MATAR ❤

POR QUÉ FATEMA POR QUÉ. Ya sé que hace tiempo que terminó El Príncipe pero no he tenido tiempo / me ha apetecido hacer otras cosas / no sé por qué tengo que darte explicaciones a ti, joder. Como seguidora del pensamiento filosófico de la Escuela de Telecinco, por el cual ver realitys y series chorras sin ningún tipo de intención didáctica te hace menos mala persona que ver una tertulia política de cualquier canal -un sabio ilustre me dijo en sueños “intenta esquivar todas las balas que puedas y si no puedes, pues que al menos no vayan directas a órganos vitales”- me siento, una vez más, bastante triste y decepcionada con la última temporada de El Príncipe, sobre todo con lo totalmente INÚTIL y ACCESORIA que resultó Fatemita de mis amores. Me gustaría dejar claro que para hacedorasdecaquitaenmomentosextremos aquí estoy yo, pero joder, Fatema, que son efectos especiales, ¡que te matan de broma! Lo dicho, que me hubiese gustado mucho que Fatema hubiese cogido las riendas de su vida y en vez de ir aguantando y sufriendo de manera pasiva para que no mataran a más gente querida, simplemente se hubiese convertido en una terrorista del amor y los hubiese matado a todos. Y que Morey hubiese limpiado todas sus huellas. Y que luego se hubiesen ido a Noruega. Bien, era algo fundamental para mí conciencia dejar este deseo por escrito.

En la línea del estar harta de esta nueva moda de ser mazo responsable y consciente del mundo que te rodea (SPOILER: 1, 2, 3 te estás engañando otra vez), por la cual sólo con respirar ya formamos parte del sistema y por eso debemos sentirnos terriblemente mal, me he ido del Twitter. Al principio noté que tenía una costumbre asquerosa de verlo como 20 veces al día, que fueron las que intenté mirarlo con el móvil hasta que volvía a recordar que me había ido. Sí es cierto que ya no tenía un lugar para poner mis gifs de One Direction, pero bueno, lo pude soportar. La tranquilidad de no estar constantemente juzgando comportamientos ajenos de manera indirecta (bien porque fulanito acaba de pasar este artículo sobre lo chungamente cómplices que somos en esta explotación o porque menganitor #miratecuenta en su hilo de 50 tweets -en serio, hazte un blog- algo super interesante que no sabíamos y tenemos que leerlo sí o sí y generar un debate MASIVO pues PEREZA) y sobre todo la posibilidad de no estar viendo constantemente la incoherencia de muchos que van cambiando de pensamiento según esta nueva corriente tuitera te haga más EMPLEABLE o no pues oye, que definitivamente el Twitter molaba más cuando lo único que hacías era enviarte mensajes privados PICANTONES con gente desconocida (y ya es decir). Otra cosa que llevo mal no, fatal, es la humillación pública, el típico con muchos followers que va de matso buena persona que humilla al matso casurro de 70 followers que le ha insultado retuiteando su tuit para que todo el mundo lo lea y le acribille. El señalar al tonto para hacerte el guay gracias al maravilloso efecto CONTRASTE no te hace mejor persona. Formas parte de la misma mierda, asqueroso, y lo sabes.

MI NOVIO ❤

BUENO QUE ENVERDAT ME HE IDO PORQUE NI DIOS ERA TAN FAN DE UAN DAIRECTCHON COMO YO Y ESO ME DUELE. El futuro está en snapchat, en compartir cosas que no perduran en el tiempo ni se guardan en ningún lado, simplemente por el hecho de querer hacer el chorra y no impresionar a nadie NI PARECER EL MÁS APTO PARA EL PUESTO DE TRABAJO QUE SOLO ESTÁ EN TU PUTA MENTE, JODER. (Es que tengo pocos amiguitos… a ver si pintándolo así os hacéis uno)

Me repito, pero es que seguimos con la historia de engañarnos a nosotros mismos para justificar y asimilar la mierda en la que vivimos y no morir en el intento. Seguimos asumiendo que debemos ganarnos la vida (en serio, leedlo despacio GÁNATE. TU. VIDA., ¿no es muy fuerte esta frase?), seguimos queriéndonos no poco, pero sí MUY MAL, y sobre todo seguimos subiéndonos a ese pedestal de superioridad moral falsísima para ponernos a soltar basura de los que nos rodean. No sé. Llamadme loca, pero sigo creyendo que podemos hacerlo de manera diferente, QUE FATEMA PUEDE MATAR A TODO DIOS ELLA SOLA, que Morey puede ayudarla a limpiar el estropicio y que se pueden ir a vivir a Noruega mirándose a la cara de tú a tú, sin miedo. Que tenemos suerte de que los chavalitos de ahora tengan menos ganas de someterse que los de nuestra quinta y que, con un poco de suerte, puede que ellos sí se libren Y NOS SAQUEN del trabajo asalariado (además son muy marianers, profundamente nohacedistas, y eso los hace grandes y maravillosos). Que si alguien dice de sí mismo que siempre ha tenido unos principios muy claros y estrictos, y que lleva manteniéndolos desde su más tierna juventud, es bastante mala señal. Que evolucionamos. Y la cagamos mil veces. Y que es justo que así sea.

FINALMENTE, voy a aportar un dato para que todo este post de opinión putoasquista de pronto se convierta en CIENCIA. Llevo una semana con el “debo sobrevivir mintiéndome” de Sobreviviré de Mónica Naranjo en la cabeza y no sé, creo que deberíais volver a analizar un poco EL TEMA DE VIVIR ASÍ COMO ESTÁ MONTADO, EN GENERAL.

Anuncios

2 comentarios en “Pelo acrílico, cuero y tacón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s