Dominada por ficciones

<<La realidad a veces te sorprende>>, te diría Mr Wonderful, pero la realidad no es más que un sinfín de interpretaciones mórbidas, maleables, tan endebles como poco favorables si lo que se pretende es deconstruirse.

Me deconstruí tanto que ya no encuentro el camino de vuelta, se acabó el camino de migas, la cuerda hace tiempo que la perdí, todo se inunda como Alicia con sus lágrimas. No es triste. Es lo que es. Yo soy yo y mis contradicciones, y lucho cada día por respetarlas, dejarlas desarrollarse, crecer, aceptarlas como lo que son: una trama más de una ficción que es solo mía. Cuando te empeñas en entender que todo lo que ocurre es tridimensional, que hay una parte de verdad plausible (la gravedad), de verdad subjetiva (el miedo) y aquello que como sociedad hemos acordado como verdad: las leyes que nos rigen o la filosofía del éxito, todo es tan confuso a la par que todo se reduce a querer mis horas de dormir y respetar mi estómago siempre que me pida que coma.

Es complejo tener en cuenta la santa trinidad constantemente, fragmentar los sucesos en compartimentos tan finos como papel de fumar, y que se echan a perder en cuanto mi menstruación lo llena todo de sangre. Quizá es precisamente para eso para lo que sirve la menstruación, como un mecanismo de limpieza, como una meditación guiada por algo mucho más profundo, algo que te obliga a enterrar tus ficciones para que a los dos días puedas caer en otras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s