Forlán el sabio

1465398_10151820201542183_638481789_n

Hoy hemos tenido un movidote a las 10 de la mañana. Íbamos paseando por el campo felizmente cuando de repente apareció un perrazo. Si queremos buscar un símil futbolístico, Forlán es Iniesta, pequeño, ágil, entrañable, buenazo, y este perro era Jordi Alba en cuerpo de Hulk, CREO QUE LO HE DEJADO BASTANTE CLARO.

Jordi Alba vino corriendo desde un arbusto y empezó a ladrar y a agredir a Forlán, el cual se defendió como buen colchonero pese a estar en clara desventaja, atado con una correa de 5 metros e influenciado por una dueña histérica que no paraba de intentar una triple patada voladora que noqueara a Jordi Alba. Sin dejarse tocar, con gestos seguros y firmes, sin hacerle daño y solo respondiendo a los ataques, en ningún momento fue más allá y no se hizo absolutamente nada ni le hizo nada malo a Alba.

En medio de este combate, ansiosos ambos por que nos dejara en paz y se fuera a tomar viento, apareció la dueña, con un palo, para parar a su perro y con la mejor de sus sonrisas soltar un “VAYA SUSTO, ME VOY POR ESTE LADO, PERDONA, EH”. En ningún momento nos preguntó si estábamos bien. Es igual. Lo peor había pasado, estábamos bien y cuando desvanecieron tras los arbustos mi Forly hizo lo que hubiera hecho yo: buscar un sitio para soltar todo ese miedo en forma de caquita bien líquida. ÉSE ES MI CHICO. Posteriormente seguimos con el paseo, nos deshicimos de los nervios que aún pululaban en nuestros cuerpos con un ritmo acelerado y llegamos a casa, como si no hubiera pasado nada, como héroes, como si fuésemos los mejores.

1525670_10151910712122183_824912914_nHoy Forlán me ha enseñado varias cosas. La primera, es que a veces se te presentan problemas que es mejor afrontar de frente, dar la cara, disimular el miedo para deshacerte de él cuando ya ha pasado todo en el wc más cercano. La segunda, es que con defenderse basta, que no estamos en una competición. La tercera, es que una vez se ha solucionado el problema, ya está. Se acabó. No hace falta retorcerse en la mierda pese al gustico que da comer chocolate a dos manos ni pensar en dolorosas venganzas. Los perros molan. Mi Forlán es un grande. Le quiero más que a muchos humanos. FIN.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s