Mi cama mi templo

Llevo días pensando en qué tendría que escribir y no lo sé. Será que hace poco que terminé de trabajar y lo único que necesitaba era pasar tiempo en mi cama. Y cuando digo tiempo, digo PASARME TODA LA TARDE Y EMPALMAR CON LA NOCHE. Fue cuando “me independicé” que aprendí a quitarme la ropa y ponerme el pijama en cuanto entraba por la puerta de casa y sabía que no iba a salir en más de una hora. Una hora de pijama equivalía a diez horas de vida. Llevar el pijama puesto, solo eso, ya aligera el peso de vivir. Después empecé a invertir en objetos que hicieran de mi estancia en la cama más placentera. Primero fueron las sábanas de colores y estampados alegres, para dar colorido a las duras y grises reflexiones sobre el ser humano que transcurrían en mi cama sobre todo los días de resaca y a finales de mes, cuando no tenía ni un duro.

estos intelectuales se inventan palabras para todo

Luego, empecé a comprar velas aromáticas y de colores pastel. En un principio fue por si salía y ligaba y quería darle el ambiente de amor que por supuesto le iba a faltar a la noche… Pero poco después, entendí que era mucho mejor ligar conmigo misma y ya que me gastaba el dinero en esas velas qué menos que disfrutarlas yo sola, que las sabía apreciar. Al mismo tiempo, hice de las tiendas de ropa interior y pijamas mi templo y empecé a comprarme pijamas que cumpliesen con los requisitos mínimos de calidad:

1. que fueran lo suficientemente calientes como para ir por casa sin tener que taparme y lo suficientemente frescos para dormir sin sudar.

2. que tuvieran algún tipo de mensaje alegre como por ejemplo “I like to party and by party i mean take naps” o animalitos sonrientes y felices de irse a dormir.

3. los camisones son muy bonitos pero aquí hemos venido a disfrutar y no conozco nada mejor que un buen pantalón con una buena goma ni muy apretada ni muy suelta y una buena camiseta ancha pero tampoco mucho que luego cuando das vueltas te molesta.

ALEGRÍA DE VIVIR

Mi última adquisición la estoy usando ahora mismo y es una mesa para desayunar/comer/cenar en la cama. Sé que comer en la cama es un poco jugar a ser dios y que no puede haber nada peor que dormir entre migas o que se te caiga la bebida y tener que cambiar las sábanas deprisa y corriendo, sin haberlas recién lavado y aromatizado propiamente con el suavizante tan barato como perfumado del LIDL…
PERO, básicamente, la uso para poner el ordenador y tengo muchísimo, pero muchísimo cuidado. Prohibidas comidas MUY MIGABLES como patatas fritas, frutos secos o pan.

MI VIDA

Lo que de verdad quiero decir con todo esto es que ya cuando Oasis decían “i’m gonna start a revolution from my bed” lo que parecía una tontería resultó tener todo el sentido, pues no hay acto más revolucionario en este tiempo que nos ha tocado vivir que pararse a no hacer nada. Sé que grandes pensadores machotes hacían grandes caminatas… que el deporte te ayuda a aclarar tus ideas y que incluso a mí a veces me duele la espalda por soportar el peso de mi pereza impidiéndome salir de la cama. Sí es cierto que demasiado tiempo quieto hace que a veces las ideas se queden estancadas pero en este mundo de aspiraciones y pasiones poder ser feliz abarcando un acolchado territorio de 1,35 mts x 2 mts me parece un logro inigualable. Incluso Super Varoufakis se pronunció sobre la importancia de dormir para no ser un gilipollas para tener una perspectiva un poco razonable de la vida. Dormir es lo más antisistema y además no hay nada mejor que irse a la cama para soñar con cosas que no conocen el sentido más allá de nuestras propias cabezas, disfrutar del microclima que se crea en los meses fríos cuando todo es lluvia y hostilidad pero en tu cama siempre es verano en playa desierta y delfines jugando en el horizonte. Hacer estiramientos, leer, ver películas, escuchar música o simplemente mirar al infinito con la mente en blanco adquieren una nueva dimensión si puedes disfrutar del amor incondicional que desprende una cama en condiciones. Resumiendo, que si te quedas todo el día en la cama, que no pasa nada y si alguien se atreve a echártelo en cara pues, básicamente, que le den.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s