Ya no tengo #reglotemasimo and i think it’s beautiful

Mientras escucho i’m not a girl not yet a woman de la gran y única Britney bitch! siento la necesidad de volver en forma de magufa para explicaros que ya no me duele (tanto) la regla. Este es un post para vaginas, y para tus amigas con reglas tremendamente dolorosas si eres chico, venga, no dejes de leer, que si yo encontrara un post sobre cómo arreglar cualquiera de las cosas que os joden a los tíos me lo leería para hacer RT a mis amiguichis, así que si tienes una amiga a la que la regla le sienta como a Yisas cuando lo clavan en la cruz, puede que esto le venga bien -o no, que vete tú a saber, ni que yo fuera @isasaweis-.

Bueno, quienes me conocen saben que siempre he tenido issues con la regla: desmayos, mareos, diarreas, náuseas y vómitos bastante potentes por los cuales a veces hasta llegaba a pensar que no era regla si no una posesión de mi cuerpo por algún antepasado mío que las pasó muy putas, pero no, porque luego al cabo de los días todo volvía a la normalidad. Pese a la maravillosa y artística lucidez que te da el sufrimiento, algo que a mí siempre me ha gustado, no lo voy a negar (soy un poco masoquista para lo que vienen siendo los feelings), la verdad es que el precio que tenía que pagar era mucho a cambio de esos 5 días de clarividencia máxima. Cuando era adolescente, este problemita se resolvió tomando anticonceptivos durante prácticamente unos 10-¿13? años, cosa que hizo que no me salieran granos y tuviese una carita más o menos perfecta, CIERVERDÁ, pero también hizo que me pusiera como una cobaya de campo-que tampoco pasa nada, PERO A VER, ASÍ DE GRATIS NO MOLA-.

El caso es que hace un par de años me rayé y dejé las pastillas, empecé a hacer deporte y comer super bien (a ver esto ocurría como el 80% del mes, yatusabeh jaja) y en definitiva a portarme divinamente para que mi menstruación encontrara en mi cuerpo un lugar agradable y próspero en el que derramarse a gusto. También me bajé una app para la regla, Clue**, ya que habiendo estado muchos años acostumbrada a tenerla el mismo día a la misma hora de cada mes, el hecho de pensar que podría perder el hilo de cuando me había bajado o cuando no, me producía un estrés demasiado difícil de aguantar.

Tampoco soy TAN exagerada, sólo un poco jaja.

Al principio fue más o menos bien, me dolía al bajar pero era soportable y pese a que me venía cada mes y medio (jejeje risa nerviosa) pues mira, si podía hacer vida normal todo era fantástico. Pero el verano del 2016 fue un verano un poco estresante, dejé de hacer deporte y empezaron a írseme las hormonas a la puta se me desequilibró un poco todo el tema hormonal. Me salieron unos granos/tumores que hicieron de mi cara algo parecido a la del hombre elefante, cosa que en mi cuerpo no había visto en mi vida y sí, empezó a dolerme cada vez más el #reglote. Pensé que se me pasaría cuando acabara el estrés, pero ha continuado (y empeorado) todo el invierno, pese a las vacaciones, llegando al nivel de que mis últimas tres reglas, el primer día que me bajaba, no podía salir del baño porque bueno, a ver cómo te lo explico: me estaba convirtiendo en una zombi putrefacta y todo era nauseabundo y descompuesto.

Me dijeron que fuera al médico, que fuera al ginecólogo y pese a que mi ginecóloga es amor ❤ y mi médico es un loco a quien también aprecio mucho, me dio bastante perecita todo el trámite (la pereza y yo, eso es otro capítulo). Quise intentar resolverlo un poco por mi cuenta en un principio por probar con la magia de internet, sin dejarme arrastrar por esas primeras búsquedas en las que te acaba saliendo siempre CÁNCER y oye, no me fue mal. Descubrí que había una Asociación Española del Síndrome del Ovario Poliquístico, que habían metido un montón de información sobre dietas recomendables y complementos alimenticios y pensé, oh cristo bendito, ¿pues igual puedo empezar por ahí? No me veía muy preparada mentalmente para tomarme complementos alimenticios que mejoran la fertilidad (pensaréis que soy idiota pero sí, no había asociado lo de #reglotesmortiferos con lo de que como sigas así no vas a concebir en tu vida, jovencita), así que a partir de aquí me puse manos a la obra y vi que recomendaban algo natural que era más para los síntomas del SOP que para la fertilidad (a ver, que está todo relacionado, lo sé, pero es que mi mente me boicotea mucho con esto): Vitex Agnus Cactus, conocido vulgarmente como Sauzgatillo.

Este es el que tomo mis queridos chuminos sangrantes

Bueno, pues el 4 de abril me pasé por el herbolario y me recomendaron que tomara una cápsula de Vitex de Solaray (25,50€ con 60 cápsulas) por la mañana y otra por la noche durante mínimo 3 meses. En sólo una semana ya noté mi piel mucho mejor, los “tumores faciales” se me habían ido y OH MILAGRO la regla me bajó el día 29. Sí que fue doloroso, no voy a mentir, pero no tuve ni un vómito, ni una náusea y no me pasé toda la mañana en el baño llorando. En definitiva, pude hacer vida normal y creo que para haberla tomado sólo 3 semanas los resultados eran BRUTALES. Tuve un síndrome premenstrual de libro, eso sí, aunque también me coincidió con una semana atareada, me debí comer como una tableta de chocolate negro al día y varios packs de 3 de Kinder Bueno #peronopasanada. Si leéis por ahí que tomar Sauzgatillo baja la líbido sí, yo también lo leí y me preocupé, pero #grasiasadios no me afectó especialmente :D.

Y como esto para mí es demasiado maravilloso, no podía ser egoísta y guardármelo sólo para mí. Quiero recordar que en ningún momento creo que sea la solución única, y supongo que para cada persona es diferente, esto es lo que ha servido para mí, una chica con síndrome del ovario poliquístico que ha tomado toda su vida fértil (lol, es que no puedo con el tema fertilidad, no puedo) pastíllas anticonceptivas y que las dejó hace 2 años porque “se rayó”. Simplemente quiero deciros a las que sufrís mucho mucho, a las que la regla os condiciona realmente la vida de una manera exagerada como me pasó a mí los últimos meses, que os animéis, que de verdad que del reglote máximo también se sale y que es necesario, ¡porque ya tenemos mucha mierdecita ajena que asumir como para encima cargar con esto también!

Y nada. Que para mí arriba el reglote 4ever porque es la primera relación amor-odio que he tenido y qué queréis que os diga, las mejores decisiones que he tomado en mi vida siempre han sido con #Reglote de por medio y por algo será.

** CLUE está super bien porque puedes poner un montón de información desde lo que usas para la regla (compresas, tampones, copa menstrual) a lo que te tomas para el dolor, deporte, cómo tienes la piel, el pelo, si has tenido noche de sexo y si has sido responsable or not, y un montón de opciones de notas para que las psicópatas como yo no nos rayemos y tengamos todo bajo control.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s